Nutrición durante el embarazo: comer para mantener a la madre y al bebé saludables

A lo largo de su embarazo, es especialmente importante estar al tanto de los nutrientes y componentes necesarios de una dieta bien balanceada. Aquí hay una práctica guía de referencia para ayudar a mantener una nutrición adecuada para su bebé durante todo el embarazo.

Manteniéndote bien alimentado

Si bien es importante "comer sano" siempre, es particularmente importante mantener una dieta saludable durante el embarazo. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre sus necesidades nutricionales específicas. Durante su embarazo, generalmente requiere 300-500 calorías más que su ingesta diaria regular. La mayoría de las mujeres embarazadas deben aumentar entre 20 y 30 libras.

Se recomienda que coma tres comidas al día con bocadillos regulares de fruta, queso y leche entre comidas. Incluya muchas proteínas, vitaminas y minerales que se encuentran en carnes magras, pescado, pollo, verduras y granos integrales. Aumente la ingesta de líquidos bebiendo hasta seis vasos de agua de ocho onzas por día. No fume, beba alcohol ni tome drogas. Se transmiten directamente al bebé que se desarrolla dentro de usted.

Proteína

Buenas fuentes incluyen pescado, carne, queso, huevos y mantequilla de maní, y se necesitan de dos a cuatro veces por día. La proteína suministra aminoácidos a partir de los cuales se hacen las células. La leche también es otra excelente fuente de proteínas y calcio.

Calcio

Para formar huesos y dientes fuertes, se debe consumir un litro de leche diariamente. La leche descremada o baja en grasa suministrará la misma cantidad de calcio con menos grasa y calorías. El calcio también se encuentra en los productos lácteos, como el queso, el yogur y el helado, así como en las verduras de hoja verde (especialmente el brócoli) y en los granos integrales.

Hierro

Mientras está embarazada, necesita hierro adicional para producir hemoglobina en sus propios glóbulos rojos y en la sangre de su bebé. Los alimentos como el hígado, la carne de res, la melaza y las espinacas son excelentes fuentes de hierro. Como la mayoría de las dietas son deficientes en estos alimentos, debe tomar 30-60 miligramos de un suplemento de hierro por día.

Vitaminas y Minerales

Ciertas vitaminas y minerales son particularmente importantes durante el embarazo y durante la lactancia. Qué tan bien come tiene un efecto directo en la lactancia exitosa. Obtener la cantidad esencial de estas vitaminas y minerales durante la lactancia juega un papel importante en su salud actual y futura.

Calcio

Es importante tener 1,200 miligramos de calcio, o seis tazas de leche, cada día para proporcionar el calcio que se libera en la leche materna. Puede sustituir el yogur, el queso, el pudín, el helado y la leche helada para cumplir con este alto requerimiento diario de lactancia. Es importante recordar que el bebé absorberá su calcio incluso si no está obteniendo suficiente.

Vitaminas (A, B, C, D y E)

Las vitaminas A, B, C, D y E son esenciales para producir buena leche materna. Si bien debe obtener estas vitaminas en su dieta, se recomienda que las aumente con suplementos vitamínicos durante la lactancia.

Proteína

Los aminoácidos, que se encuentran en las proteínas, son necesarios para la producción de leche. Se recomiendan cuatro porciones de proteína por día. Como madre que amamanta, debe aumentar su ingesta de líquidos a tres cuartos por día. Es normal sentirse más sediento. El agua, los jugos y las sopas de frutas y verduras lo ayudarán a proporcionarle la cantidad recomendada.

Póngase en contacto con el centro de parto

Para programar un recorrido, reserve su lugar para clases de parto y crianza de los hijos u obtenga más información sobre el Centro de partos, llame al 561-798-9880 .