Centro de Cuidados Integrales de Accidentes Cerebrovasculares

Abuelo y nieto montando en bicicleta

El accidente cerebrovascular es una emergencia médica que afecta al cerebro. Es la quinta principal causa de muerte y la principal causa de discapacidad en los Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los profesionales de la salud saben que "el tiempo perdido es cerebro perdido", por lo que resulta esencial recibir atención médica tan pronto como los signos de accidente cerebrovascular se manifiestan.

Un accidente cerebrovascular, o la interrupción del flujo sanguíneo al cerebro, no tiene por qué ser letal, y recibir tratamiento en un período de 60 minutos desde el inicio del accidente cerebrovascular puede ayudar a evitar una discapacidad permanente. Si usted o alguien cercano muestra señales de un posible accidente cerebrovascular, llame inmediatamente al 9-1-1. Si un paciente recibe la categoría de "alerta por accidente cerebrovascular", los servicios médicos de emergencia trasladarán a dicho paciente al centro de accidentes cerebrovasculares designado para que pueda recibir tratamiento.

El Wellington Regional Medical Center ha sido designado Centro de Cuidados Integrales de Accidentes Cerebrovasculares por la Florida Agency for Health Care Administration. El hospital es uno de los únicos cinco hospitales del condado de Palm Beach en obtener esta acreditación, que garantiza que el hospital cumple con los estándares máximos de las pautas de práctica clínica, medición de desempeño y programas de mejora continua para pacientes con accidente cerebrovascular.

Wellington Regional Medical Center es también un Centro primario avanzado de accidentes cerebrovasculares certificado por The Joint Commission, lo que garantiza el cumplimiento con los estándares nacionales y las pautas de la calidad y la seguridad de atención médica de The Joint Commission.

Para conseguir esta prestigiosa certificación, el Wellington Regional Medical Center se sometió a una rigurosa revisión en el lugar llevada a cabo por revisores de The Joint Commission con experiencia en atención de accidentes cerebrovasculares. La decisión de conceder la certificación se basa en una evaluación del cumplimiento con los estándares y las pautas de práctica clínica desarrolladas por la American Heart Association/American Stroke Association.

Respuesta rápida ante accidentes cerebrovasculares

Cuando un paciente con "alerta por accidente cerebrovascular" es trasladado al Wellington Regional Medical Center, los miembros del equipo de alerta de accidentes cerebrovasculares trabajan conjuntamente para ofrecer una atención directa al paciente y ayudar al médico del Departamento de Emergencias a llevar a cabo un examen, una evaluación y un diagnóstico rápidos. Durante este proceso, es posible que se haga uso de los servicios de teleneurología.

Puesto que "el tiempo es fundamental para evitar la pérdida de tejido nervioso", una respuesta rápida es esencial para proporcionar a los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular la mejor posibilidad de recuperación. Un accidente cerebrovascular se puede tratar, habitualmente con una medicación llamada activador del plasminógeno (tPA) que ayuda a disolver los coágulos y que puede disminuir las consecuencias duraderas del accidente cerebrovascular. El potencial de uso del tPA depende el marco temporal, por lo que es importante saber a qué hora se han empezado a manifestar los síntomas del accidente cerebrovascular.

El objetivo del Wellington Regional Medical Center a la hora de atender a pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular es mejorar la recuperación neurológica y ayudar a reducir las posibilidades de sufrir una discapacidad. El nombramiento del hospital como Centro primario avanzado de accidentes cerebrovasculares demuestra que ofrece una atención de calidad superior a la comunidad.

Logos del Centro Primario de Accidentes Cerebrovasculares y AHCA

Recuperación de un accidente cerebrovascular

La recuperación de un accidente cerebrovascular no se puede predecir con facilidad y puede verse afectada por distintos factores, incluyendo la rapidez de la recuperación una vez que comenzaron los síntomas, la gravedad de los síntomas, la magnitud del accidente cerebrovascular y la causa del mismo. Solo alrededor de un 20 por ciento de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular se recuperan prácticamente por completo.

El tratamiento y los cuidados a largo plazo para los pacientes que hayan sufrido un accidente cerebrovascular pueden incluir medicación, fisioterapia y cambios en el estilo de vida personal (dejar de fumar, introducir cambios en la dieta, hacer ejercicio a diario, etc.). En la mayoría de los pacientes, esto se puede llevar a cabo a través de rehabilitación ambulatoria y cuidado combinado entre el neurólogo y el médico de atención primaria, pero podría requerir algo de tiempo en un hospital de rehabilitación. Los encargados de cada caso pueden ayudar a los pacientes y sus familias a lo largo de este proceso, puesto que a menudo es el apoyo familiar lo que ayuda a que el proceso de recuperación siga el curso adecuado cuando un paciente regresa a casa.

La importancia de la Prueba F.A.S.T

Si cree que alguien cercano a usted está sufriendo un accidente cerebrovascular, cada segundo cuenta. Conozca los signos de alerta, identifique un accidente cerebrovascular y LLAME AL 9-1-1 INMEDIATAMENTE. El acrónimo F.A.S.T. puede ayudarle a identificar un posible accidente cerebrovascular:


F=FACE (ROSTRO)
Sonría. ¿Un lado del rostro está paralizado? ¿Puede ver la misma cantidad de dientes de un lado que del otro del rostro?


A = ARMS (BRAZOS)
Levante ambos brazos por 10 segundos. ¿Uno de ellos se cae?


S = SPEECH (HABLA)
Repita una oración simple. ¿El habla es poco clara o extraña? ¿Puede comprender lo que dice la persona?


T = TIME (TIEMPO)
Ante la presencia de estos síntomas, cada segundo cuenta. Llame al 9-1-1 de inmediato.

Buscar un médico para atención de accidentes cerebrovasculares

Si necesita un referido a un médico del Wellington Regional Medical Center, llame a nuestro servicio gratuito de referidos Direct Doctors Plus® al 561-798-9880.